Archivo de la etiqueta: verso clásico

A los falsos dioses


Y ciegos son los que se creen dioses
muy sentados en olímpicos tronos,
contando grandes y múltiples bonos,
creyendo que alzar la espada nunca oses.

Mas errados están los falsos dioses,
esos que se creen grandes patronos,
pues viles acciones causan enconos,
que hace al pueblo gritar a grandes voces:

¡A los falsos dioses, a derrocar!
Y por temor, los falsos han sangrado
al Pueblo que desean dominar.


¡Más el Pueblo, aun herido, ya está hastiado
de aquellos que lo quieren maniatar!
Por eso la cerviz ha levantado.

¡Y los falsos dioses han de temblar!

Vivir en un edificio I


Vivir en un edificio,
solo es para los valientes,
ya que viven unos entes,
que lo hacen un maleficio
pues algunos son de oficio
martillantes de metal,
que hacen un gran ruido tal
que ni deja conversar
mucho menos escuchar,
y ese tan solo es un mal.

También hay so actores porno,
siempre en las noches se agitan,
con todas sus fuerzas gritan,
sin importar si hay bochorno.
Y cambiando el tema, el horno,
ese bendito aparato
el que algunos siempre queman;
que huele como que creman
muchas medias y un zapato,
¡y eso ni lo come un gato!